Naranjas ecológicas: lo bueno se hace esperar

Europa ayuda con 11.6 millones a los cítricos por el veto de Rusia
18/09/2014
El pomelo, talismán del adelgazamiento
05/10/2014

Naranjas ecológicas: lo bueno se hace esperar

Primeras naranjas. Foto: Pinterest: Giulietta Bosetti

Las primeras naranjas ecológicas Ché estan al caer. ¿Podrás esperar un poquito más? Foto: Pinterest: Giulietta Bosetti


 
Ya han llegado al mercado las primeras naranjas. Su piel todavía no se tinta con su color característico. Más bien es verdoso, lo que significa que aun no están en sazón.
 
¿Porqué todavía no hay naranjas ecológicas en el mercado?
No puede haberlas. Las naranjas ecológicas Ché todavía se están criando. En la tranquilidad de los huertos van creciendo, confundidas aun con el intenso y brillante verde de las hojas del naranjo. La tierra y el árbol son su cuna y el aire las mece y, lejos del griterío del mercado, en silencio, se desarrollan. Como sabréis, desde naranjas Ché, iniciamos la venta de naranjas online ese mes, por tanto, ya falta poquito para disfrutar de todo su sabor.
 
¿No se podría adelantar su maduración?
La mejor naranja (la ecológica) va íntimamente unida al ciclo natural.  Si se adelanta (o retrasa) unos días es por la climatología, no por haber introducido medios artificiales para provocar su maduración, por eso, entre otras razones, es ecológica.
Y, no sólo por eso, sino porque se sigue un proceso riguroso y laborioso. No se trata de producir en cantidad, sino en calidad. Además no se quiere forzar ni a la tierra ni al árbol a dar más fruto, sino de acompañar, ayudar a la naturaleza en su evolución, desde la flor al fruto maduro. Dejar que evolucione según las reglas de la natura. Es una producción sostenible, armónica con el medio.
 
¿La producción ecológica exige dedicación y cuidados?
Las naranjas ecológicas Ché son el resultado de muchos y diversos actos de amor. La tierra es tratada cariñosamente, sin matarla con productos químicos ni forzarla con labores salvajes, al contrario se le facilitan fertilizantes naturales y en las cantidades adecuadas. Los árboles no se consideran una fábrica, sino unos seres vivos a los que mimar y cuidar en su esfuerzo de generar frutos de salud y de vida: las mejores naranjas naturales.